La clave es el ¿por qué?



La clave es el ¿por qué?
4.7 (94.44%) 18 votes

Definitivamente la clave es el ¿por qué?

Como emprendedores o empresarios nos levantamos cada mañana con la intención de que nuestros productos y servicios se posicionen como los mejores, sacamos todas las características propias y hacemos el plan de A, B y C de ventas e ingresos, nos preocupamos por mostrar que tan buenos somos en esos productos y servicios, para que muchas personas los adquieran, ya sea porque tuvimos mucha inspiración o porque nuestro mensaje impacta de lleno al consumidor o cliente.

Pero pasa el tiempo y nos damos cuenta que esa inspiración poco a poco ha disminuido el propósito de venta o muchas veces hemos esperado tanto que no llegamos siquiera al umbral de un 10% del plan C (queriendo decir con esto que el Plan C es el menos ambicioso).

¿Qué pasa? ¿Qué hice mal?

Puede que la descripción del producto sea excelente, y nos hemos enfocado en ¿Qué hacemos? lo cual serían los productos y servicios que estamos ofreciendo, o quizá también hemos descrito el ¿Cómo lo hacemos?, aquí estaríamos relacionando todo el contenido de nuestro producto o servicio, pero nos ha faltado algo muy importante y es por lo que la gente siempre ha comprado y es cuando siente inspiración. el ¿por qué lo hacemos? Esto sería la causa de por qué estamos haciendo.

Debemos estructurar nuestros proyectos de venta en el orden del por qué, el cómo y por último el qué, cambiemos el esquema y carguemos de valor e inspiración nuestros productos y servicios, que generen confianza que lo que hacemos vaya en pro de lo que decimos. Cabe aclarar que esta confianza debe darse desde el interior de nuestras empresas, si alguien del equipo no tiene confianza en lo que estamos haciendo, seguramente algunos clientes van a percibir esa inseguridad.
Si el propósito inicial de un proyecto es el dinero ya empezamos mal, debemos comprometernos con la pasión, los valores y que nuestra carta de presentación sea más que un compromiso emocional temporal. Un emprendimiento por necesidad se comprende para cualquier persona y espectadores desde una economía emergente, es claro que nadie trabaja gratis, que el capitalismo nos consume y necesitamos dinero; pero el éxito del emprendedor radica en la confianza que transmite a quienes les va a vender, el líder de un proyecto conoce a sus clientes, algunas veces es mejor vender poco, pero vender seguro, tener una constancia de mejoramiento de producto y servicio que va a satisfacer a quienes lo adquieren.

Cambiemos el chip de las ventas, cambiemos los propósitos, cambiemos las metas, inspiremos al cliente con productos y servicios de calidad y preguntémonos siempre ¿Yo lo compraría? ¿Por qué?

Libro recomendado:

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chat