Reputaciones, ¿qué piensan los demás de mi?

Es muy común confundir el daño en reputación con un perjuicio económico, y no siempre el daño reputacional significa un daño económico. Lo que pasa es que para las marcas pequeñas, el daño que hace cuando en google en primeros resultados aparecen comentarios deplorativos de nuestros productos, eso si es un daño económico.


Para monitorear nuestra reputación se pueden optar por dos caminos. Por el nombre de nuestra marca, y por el nombre de nuestra competencia, hay que ver quiénes se mueven en Internet, y cómo se hace.

Si se va a monitorear internet para ver nuestra estrategia de social media, ¿por qué no aprovechamos de una vez y hacemos un control propio y de la competencia?,

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *