La falta de criterio propio

CriterioTendencias, son ese cliché ligado a una línea de tiempo adornada con la popularidad.  La tendencia ahora mismo en la línea evolutiva humana es la información y es así como todo el que la posea en su absoluta verdad y mayor cantidad, tiene el poder.  El poder de triunfar, el poder de trabajarla y generar ganancias.

Es inevitable que como seres humanos necesitados de convivencia comunitaria y necesidad de aceptación social agrupamos nuestras ideas y las encaminamos hacia unos mismos objetivos para generar cambios significativos que compensen nuestro diario vivir y animen nuestra existencia.  La necesidad de compaginar y pertenecer a un grupo lleva a muchas personas a adoptar tendencias, creencias y hasta ejecutar acciones en pro de una aceptación y reconocimiento en su comunidad.

Hay tendencias que generan un cambio positivo en pro de la vida y en pro de la estabilidad emocional de las personas, de hecho algunas ideas las seguimos porque creemos que el universo va a estar mejor si apoyamos ciertas causas.

Más solo cuando interiorizamos y tenemos la oportunidad de llegar a lo simple de nuestra cotidianidad y sentimientos más mundanos, algunos podemos entender que la famosa felicidad si está en cada uno y se necesita de criterio propio, no copiado, para llegar a la tan anhelada tranquilidad del ser ensimismado.

Es una lástima reproducirnos y ver muchos niños, jóvenes y adultos sin una base moral en sus vidas que les genere estabilidad para convivir con otros. Entonces podríamos remontarnos a nuestros bisabuelos y su terquedad, el machismo, el patriarcado y todas esas costumbres en las que antes la mayoría de las familias crecían y se formaban.  Porque era la tendencia de la época, lo aceptado y “lo que estaba bien”.

No voy a criticar en mi blog sobre si las tendencias de hace 100 años eran las correctas, de hecho es parte de “la evolución”, por este lado podría concluir que está realmente bien la tendencia que adopte la gente cuando le plazca porque es la manera en que justifica su existencia.

Sin embargo, el criterio propio da libertad, tenerlo es avanzar realmente en nuestra evolución personal, sólo hasta que lo tenemos entendemos la sensación. Y es una pena que la gente sienta vergüenza por sus inclinaciones más íntimas las cuales muchas veces no perjudican a nadie, pero si es lo que marca nuestro ser, nos hace diferentes y únicos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *